Artículos

La diferencia entre Bueno o Extraordinario Hablemos de la empresa ganadera Cuan…

La diferencia entre Bueno o Extraordinario Hablemos de la empresa ganadera

Cuando se habla de ganado o de ganaderías, existe un gran reto para pasar de bueno a extraordinario, esto lo vemos por ejemplo en las competencias de los atletas olímpicos, donde todos los equipos tienen sus entrenadores o coaches, todos compiten con las mismas reglas, pero no todos tienen la habilidad (porque no se puede llamar suerte) de ganar, sólo uno gana medalla de oro, uno de plata y otro de bronce, y los demás se van a la casa con algo de desilusión pero con el orgullo de ser uno de los mejores del mundo en esa actividad o deporte, y con el reto de mejorar para la siguiente competencia.

Lo mismo que pasa con los participantes en las olimpiadas se puede aplicar en los criadores que realmente les interesa obtener el título de campeón para su ganado, pero, ¿qué hicieron los participantes, los coaches o entrenadores de los participantes para ganar?

¿Qué hay que hacer para pasar de “Bueno” a “Extraordinario”?, ¿qué hay en la caja? Aquí menciono algunas de las condiciones que se requieren para lograrlo:

I. Estrategias. ¿Cómo prepararse?, ¿qué animales seleccionar? Se debe conocer lo que la competencia tiene, no cegarnos ante la superioridad y prepararnos mejor.
II. Objetivo a seguir. ¿Qué es lo que busco?, ¿qué quiero?, ¿campeonatos, reconocimiento, precio de venta, venta de volumen a buen precio, el mejor toro para venta de semen, venta de embriones? Debemos definirnos ya que es muy difícil tener todo a la vez.
III. Tecnología, prácticas, capacitación. ¿Cuáles de estas herramientas estamos usando o las usamos todas correctamente? Debemos entender que la capacitación del personal es vital y que sin ello no podemos avanzar por muy buenas prácticas y tecnologías que realicemos. No se trata de menospreciar la capacidad de algunos compañeros que usan tecnología de primer mundo, pero muchas veces delegan su trabajo en el encargado del rancho (que tiene muchas otras actividades y no es experto para que las haga) y fallan porque él no hizo lo correcto. El que pierde realmente es el propietario.
IV. Adquisición de mejor genética. Posiblemente la genética que estamos usando no es la adecuada porque la compramos sin buen conocimiento y tenemos que recurrir, ya que se perdió algo de tiempo, a un consejero o asesor para que nos oriente qué comprar para el ganado que tenemos y comentarle hacia dónde queremos llegar, para que él nos indique qué adquirir y porqué. Esto con la finalidad de no perder más tiempo y dinero.
V. Selección. ¿Qué se quiere producir? Se debe tener bien definido si necesitamos animales de pista, vacas de criadero eficientes, con buena producción de leche, habilidades maternales o animales con características carniceras.

VI. Publicidad. Necesitamos que nuestros clientes sepan qué animales tenemos para la venta, cómo estamos trabajando, a través de qué medio los logramos, debemos promocionar el nombre del rancho, la calidad y los buenos productos de nuestra cosecha. ¿Cuánto debemos invertir para promover nuestra ganadería? Según estudios que se han realizado se sabe que la publicidad por las redes sociales así como la impresa funciona perfectamente. Ahora, ¿cuánto se debe de invertir en este concepto? De acuerdo con los expertos, se considera adecuado que entre el 1% y el 3% de las ventas brutas del año anterior, si la venta fue de $1,000,000 de pesos, lo adecuado para invertir es entre $10,000 y $30,000 pesos, siendo lo mínimo para iniciar la promoción en una página de Facebook, así como una inversión de $10,000 pesos, y conforme se vayan generando más ventas y mejores ingresos aumentar la inversión en publicidad.
VII. Calidad, no cantidad. Tener un hato con muchas vacas, todas de calidad similar, es muy difícil; se puede lograr, pero toma tiempo, esfuerzo y dinero adquirir semen o sementales de calidad, hacer divisiones en el rancho y lograr tener cruzas complementarias entre el tipo de vacas y el toro adecuado o hacerlo con inseminación artificial. Cuando el recurso económico no es abundante lo mejor es seleccionar un grupo elite de vacas y trabajar con ellas y crecer con el tiempo.

Todo este proceso requiere de trabajo, información correcta, revisar ideas y proyectos, planeación, hacer pruebas y corregir errores hasta que lleguemos a lograrlo, recordemos que en promedio una generación en bovinos es de 5 años, un error nos lleva tiempo corregirlo.

Tres estrategias generales que debemos de seguir para lograr los objetivos son:
1. Gente o personal disciplinado.
2. Disciplina y orden en el pensamiento y la actuación.
3. Disciplina en todas y cada una de las acciones que tomemos.
Usualmente se dice que, en los negocios como en las empresas y en los ranchos “La gente que trabaja es el activo más importante…ERROR… La gente CORRECTA es el activo más importante. Busquemos y capacitemos al personal de apoyo para obtener buenos resultados.

La tecnología y las buenas ideas por si solas no son la solución.
¡Perfecto, ya logramos lo que queríamos! ¿Está hecho o programado para que perdure en el tiempo? Me ha tocado vivir algunas experiencias con criaderos, grandes en volumen e importantes en calidad de diversas razas, donde el propietario no programó una manera de continuar con la actividad y ahora no existen. ¡Todos los esfuerzos, estudios, desvelos e inversiones, terminaron en nada!.

Ing. César S. Cantú Martínez*



Fuente

Deja una respuesta

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios